Skip links

FACESHIELD
de Protection Impuls

Tanto dentro como fuera del ámbito laboral, la seguridad de las personas que le rodean, la de su entorno y la de usted mismo, constituyen nuestra razón de ser.

Pedidos

Protection Impuls

Somos una empresa  de carácter social cuyo objetivo es contribuir con nuestro saber hacer al desarrollo de nuestra sociedad. Reinvertimos en I+D+I con el fin de mejorar nuestros productos y ampliar el abanico de sus aplicaciones, nuestra meta es ofrecer soluciones duraderas rápidas y sostenibles  a los desafíos actuales y futuros.

Destinamos parte de nuestro beneficio a la ayuda humanitaria en  países en vía de desarrollo y otra a suministrar nuestros Faceshields a aquellos organismos sociales más necesitados por no disponer del capital necesario. Nuestro compromiso de hacer llegar más de 10.000 Faceshields a los “Tafel” (Banco de Alimentos”) de Alemania está a punto de convertirse en realidad en los próximos días.

Nos tomamos en serio la tarea encomendada, y garantizamos no subir nuestros precios. made in germany Protection Impuls Germany

protection impuls klaus nowak

FACESHIELD

La pantalla facial a la vez que le protege de salpicaduras,  le hace evitar tocarse la cara inconscientemente.

La pantalla protectora facial FACESHIELD está compuesta por materiales de primera calidad. Está diseñada, desarrollada y fabricada en suelo europeo.
El uso continuo de nuestro equipo de protección individual FACESHIELD, combinado con otras medidas de seguridad laboral, como son las mascarillas, contribuye de forma relevante y eficaz en disminuir el riesgo de contagio por el virus.

Aplicamos una tecnología pionera y vanguardista que nos permite fabricar pantallas protectoras faciales de una calidad contrastada que destacan por su ergonomía y durabilidad.

Gracias a la alta funcionalidad de nuestras pantallas de protección, a nuestra tecnología puntera y sobre todo gracias a nuestros clientes tanto privados como públicos que están confiando en nuestros EPIs, hemos podido desarrollar los procesos de producción para poder  garantizar el suministro de más de 50.000 unidades diarias.

Fabricamos bajo la normativa de equipos de protección individual. 

APLICACIONES

FACESHIELDS para todos los héroes y heroínas de nuestro dia a dia, para sus trabajadores, nuestras familias y TODOS y TODAS los que queramos o precisemos usar productos de protección. El uso de nuestra pantalla protectora facial FACESHIELD (EPI) está indicado para la protección de proyecciones líquidas en ambientes sanitarios donde existe la posibilidad de que se trate con persona afectadas por COVID-19. También puede ser utilizada en cualquier ámbito laboral donde haya riesgo de contagio.

Colegios, guarderías y centros de acogida

Hospitales, clínicas y sector sanitario en general

Residencias de mayores

Cuidadores

Organismos de asistencia social

Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

Policía Nacional, Autonómica y Local

Ámbito de servicios municipales

Bomberos y Protección Civil

Empresas de seguridad

Transportistas y repartidores

Personal administrativo

Negocios con atención al público

Mayoristas y Minoristas

Familias y cada uno de nosotros

CARACTERISTICAS DEL PRODUCTO

Pantalla protectora facial reutilizable (cumpliendo condiciones de mantenimiento minimoas)

Certificada - Declaración UE 2016/425

Comodidad

Visión inmejorable

Compatible con el uso de mascarillas y gafas

Fácilmente reciclable

Modelo unisex y uso universal

Pantallas de repuesto para alargar la vida útil

Protección del rostro y ojos contra salpicaduras

LA IDEA

El ensayo científico y el posterior proyecto de emprendimiento nacen de la necesidad real de una matrona, una de estas heroínas de nuestra vida diaria. Como personal sanitario necesitaba protegerse a sí misma y a los padres y recién nacidos a los que ayuda en su día a día. No encontraba los equipos de protección individual adecuados y si los encontraba no estaban disponibles en el momento.

Antes de seguir con su labor, decidió no atender a ninguna familia hasta que no tuviera el resultado negativo del test de Covid-19. Estuvo esperando una semana sin estar disponible para las familias que tanto la necesitaban (en Alemania las matronas son personal sanitario independiente, autónomos). El destino quiso que esta matrona también era la madre de Klaus Nowak, el ahora administrador de Protection Impuls, que viendo la necesidad de su madre decidió comenzar un  proyecto de investigación con estudiantes y profesores de la Universidad Aplicada de Fráncfort del Meno. Ya no se trataba de encontrarle una solución para el trabajo diario de su madre, sino de ayudar a todos aquellas personas que necesitaban protegerse a sí mismas y a los demás frente a este virus. Después de varios días de ensayos, comenzó el proyecto de trabajar en una pantalla protectora facial que fuera reutilizable, económica, cómoda y rápidamente fabricable. Se iniciaron las pruebas con impresión 3-D.

Esta solución acabó descartada por no responder a los estándares de calidad deseados de una solución llamada a dar respuesta a la demanda global y inminente del personal sanitario que además requirió un EPI certificado. Mientras los técnicos y expertos de producción estaban mejorando el Faceshield para poder producirlo en masa a precios económicos, Klaus Nowak y su amigo Michael Müller empezaron a buscar apoyo en la Universidad de Oxford y la Escuela Universitaria Fletcher en EEUU a fin de desarrollar un proyecto empresarial de índole internacional y así poder ayudar al mayor número de personas a protegerse y proteger a los demás.